... ... ... ... Rhapsodia: noviembre 2010 ... ...

martes, 2 de noviembre de 2010

El laberinto del Minotauro (2/2)



Un par de meses después de que Minos encerrase al Minotauro en el laberinto, envió a uno de sus hijos a Atenas, para que compitiera en los juegos olímpicos. El chico ganó en todas, y como el rey de Atenas, Egeo, le cogió tirria, lo mandó a hacer una última prueba: enfrentarse a un toro. El chiquillo murió en el intento provocando que su procreador Minos empezara una guerra contra Atenas. Como ganó le exigió a Egeo que le enviara catorce vírgenes (de ambos géneros) al Minotauro cada vez que este tuviera hambre.


____________________________________________________


Habia una vez un rey ateneo estéril llamado Egeo, tuvo muchas esposas pero como ninguna de ellas le dio un hijo, decidió ir a preguntarle a Apolo el motivo, el cual le respondió con un acertijo que no supo interpretar. Pasó la noche en casa de un colega que lo emborrachó e hizo que se liara con su hija, que tras ello, casualmente, se quedó preñada.

Egeo, como evidentemente desconfiaba, enterró la espada que llevaba debajo de una gran piedra, y le dijo a la chica que si realmente se había quedado preñada de él, su hijo sería capaz de levantarla. Y que en caso que pasase eso, se fuera a Atenas con la espada para heredar el trono.
Ciertamente dio a luz a un crío al que llamó Teseo, cuando tuvo cierta edad levantó la piedra, cogió la espada y se fue pa’ llá.

Tras pasar varias peripecias y cargarse a varios bandidos con pervertidas y sadomasoquistas intenciones, llegó a casa de su papi, que se había casado y tenido un hijo con la bruja sádica de Medea (uno de mis mitos preferidos, ya lo contaré en su debido día).
Nadie lo reconoció salvo su madrastra Medea, que como quería que su hijo fuera el descendiente al trono, intentó matarlo con veneno, pero Egeo al ver la espada lo reconoció y Medea fue nuevamente desterrada.

Teseo, al ser nombrado como sucesor al trono, para demostrarle a su padre lo machote que se había vuelto, decidió ir al laberinto de Minos para cargarse al Minotauro y así acabar con el castigo que les fue impuesto.


Minotauro: "Soy un incomprendido."

Cuando la nueva tanda de papeo para el Minotauro llegó a Creta, los encerraron en una prisión con vistas al jardín de la casa del Rey Minos, donde como era de esperar, sus hermosas hijas pasaban el día. Su hija Ariadna se enamoró de Teseo y le hizo prometer que se la llevaría con él lejos de Creta a cambio de ayudarle a cargarse a su hermanito Minotaurito.

Y como ayuda le dio una espada mágica y un ovillo de hilo que Teseo ató en la entrada, asi cuando quisiera salir, no se perdería.


Tras varias tonterías, encuentros fortuitos y demás blablabla, Teseo mató al Minotauro con la espada, y no a puñetazos como dice la wiki (si queréis comprobarlo buscad mosaicos o jarrones de la época).



Teseo dándole caña al Minotauro.


Salieron de allí tan felices y pusieron rumbo a Atenas. Por el camino Ariadna se perdió y se casó con Dionisio. Teseo, que le entró la depre por perderla, izó las velas negras del barco (señal de duelo/derrota).

Cuando llegaron a Atenas y Egeo vio las velas negras, pensó que su amado hijo la había palmado, y desesperado, se suicidó lanzándose al mar. Al idiota de Teseo se le olvidó cambiar las velas negras por las blancas (señal de victoria).

Y de esta manera, Teseo fue coronado rey y tuvo otras peripecias.


FIN.

Una imagen que me sobraba.
Con la tecnología de Blogger.